admisión pg 2018

James Coulson newEstimada comunidad Saint John’s:

Junto con saludarlos, aprovecho este espacio para compartir con ustedes mis palabras de despedida.

Como todos los años, 2017 es y será un año de cambios. Frente al cambio, uno puede adoptar varias actitudes: la positividad - viéndolo como una oportunidad; el miedo - viéndolo como una amenaza; la negación - dándole la espalda y esperando que desaparezca. Pero como todos sabemos, al cambio le da lo mismo, porque, como dijo alguien muy sabio una vez, La única cosa que nunca cambia es el cambio.

Uno de los cambios principales de este año será mi salida como Rector. 2017 es mi sexto año en Saint John’s, mi séptimo en Chile y estos años representan un capítulo inolvidable profesionalmente y personalmente para mí y para mi familia también.

Antes de venir a Chile, ya había vivido en varios países fuera de Inglaterra, pero siempre en Europa. Al llegar acá, aprendí muy rápido que cambiar de continente no tiene mucho que ver con cambiar de país: los valores, las prioridades, la forma de ver y de hacer las cosas, no tienen mucho que ver con las cosas a las que uno estaba acostumbrado antes. Cualquier cambio de esta magnitud, especialmente cuando uno está acompañado por tres niños de solamente 5 y 7 años en ese momento, produce desafíos y mis paradigmas han sido constantemente puestos a prueba a lo largo de estos años. Sin embargo, creo profundamente que allá se encuentra el aprendizaje verdadero y profundo: cuando uno está siendo empujado y desafiado. La comodidad y el estatus quo son los enemigos mortales del aprendizaje. Lo que exige el aprendizaje es lo que exige el IB: ser Risk-Taker; ser Open-Minded; ser Reflexive. Es muy difícil cumplir con estas exigencias cuando uno está en el mismo lugar haciendo las mismas cosas todos los días, aunque la comodidad y el lujo y la acumulación de cosas materiales siempre cantan su canto tan peligroso de sirena.

Por eso, me gustaría aclarar mis motivos para irme: simplemente, ha llegado el momento de empezar un nuevo capítulo y un nuevo desafío y eso es lo que estamos haciendo: con temor, incluso con un poco de miedo quizás, pero también con ganas y energía e ilusión – la misma mezcla de emociones que cuando vinimos a Chile hace tantos años atrás. Los desafíos que he tenido en Saint John’s, como con todo en la vida, tienen un contexto: ser Rector en un colegio privado, prestigioso y muy grande en Chile hoy en día es un puesto tremendamente desafiante y dentro de estos desafíos siempre habrá desacuerdos. Pero ser Rector no es el trabajo para alguien quien busque una vida tranquila y libre de problemas y yo siempre he aceptado esto. Me acuerdo de una vez, cuando yo me quejé por un problema en mi principio aquí, que don Víctor Pino sonriendo de su forma irónica y divertida me dijo sabiamente: “¡Joven! Los problemas son nuestra pega. Sin problemas, no tienes pega, y tú y yo estamos en la calle. ¡Cállate pues!” Como casi siempre, Don Víctor tenía toda la razón: todo tiene precio, siempre llega una factura y uno tiene que decidir antes si está dispuesto a pagarla o no.

Estoy muy feliz con mis años en Saint John’s y con lo que hemos logrado juntos después de mucho esfuerzo, debate y discusión: la implementación del PYP y del MYP, una reestructuración interna fundamental del colegio, un perfil exitoso internacional, y más que todo, un cambio de paradigma dentro del aula sobre lo que son y lo que no son el aprendizaje y la enseñanza en el siglo XXI. Lograr estas cosas exige determinación y paciencia y también lleva su precio. Es un precio justo y bueno y me alegra haberlo pagado.

Antes de terminar, me gustaría informarles que desde ayer, el Rector Interino de Saint John’s es el señor Felipe Neira. Como muchos/as ya saben, Felipe es ex Alumno, ex Apoderado, Profesor, ex Jefe de Departamento, ex Jefe de Senior y ahora Rector Interino de Saint John’s. Es decir, nadie conoce Saint John’s por dentro y por fuera mejor que Felipe. Su experiencia y compromiso con la institución, su empatía y amor por nuestros alumnos y alumnas, su rendimiento destacado como profesional en todos los niveles del colegio, le hacen la persona perfecta para este rol.

Lo último que me queda decirles es gracias. Gracias por habernos recibido en esta comunidad. De habernos abierto las puertas y las mentes. De habernos regalado algo que es clave en la vida de cualquiera: sentirse parte de algo mucho más grande que uno mismo.

Goodbye and good luck.

James Coulson