06-12-2018

Valores, acciones y comportamiento

Carl P. Lander - Rector

Estimados Apoderados:

Les queremos informar sobre las decisiones respecto a la filtración de algunas evaluaciones en Middle y Senior y reflexionar sobre los valores que les estamos inculcando en nuestros niños.

En 2° enseñanza media tuvimos evidencia de fotos con la resolución de ejercicios de la prueba de Matemática, que se difundió durante el desarrollo de la misma.

En 7° básico tuvimos información sobre la difusión de un test de Ciencias Sociales, antes de realizarse, y durante la investigación de este evento se determinó que lo mismo había sucedido con una prueba de Ciencias Sociales en 1° medio el día anterior.

Frente a estas situaciones, se tomaron medidas de convivencia, que consisten, por un lado en una investigación y por el otro, en proporcionar instancias de reflexión sobre lo ocurrido, a través de los profesores, jefes de área, orientadores y profesores jefe en consejo de curso. En este aspecto es fundamental el apoyo de los padres y apoderados, ya que en esta etapa de adolescencia es muy importante entender dónde se pone el límite en situaciones que ven, que les rodean, grupos de Whatsapp, y otros propios de la edad: ¿Hasta dónde participo? ¿En qué momento me hago cómplice? ¿Qué debo hacer y qué significa eso?

Por otro lado se tomaron medidas académicas, basadas en las evidencias y en la masividad de la difusión, por lo que se anuló el instrumento de evaluación, ya que estaba inválido. Se realizó y aplicó otro instrumento con los mismos objetivos a evaluar. Contrariamente a los rumores, la idea es no “perjudicar” o “castigar” a los estudiantes. El propósito de evaluación es dar una oportunidad a los alumnos para demostrar sus logros y evidenciar lo que han aprendido desde una perspectiva individual y colectiva. Por lo tanto, la evaluación mide ciertos objetivos que se mantuvieron con los mismos criterios que se aplicaron en la primera evaluación.

La probidad académica es un aspecto fundamental de la enseñanza y el aprendizaje en el Colegio. Queremos que tengan la confianza de que nuestro foco es la formación de los alumnos. Las decisiones las tomamos velando siempre por sus intereses y no podemos dejar pasar una situación así sin enfrentarla y trabajarla con nuestros alumnos, ustedes – los padres, e internamente con nuestros profesores.

Nuestros valores y visión institucionales son claros. Nosotros valoramos el conocimiento y no la nota final, estamos dedicados a hacer nuestro mejor esfuerzo siempre, mostrando integridad al hacer lo correcto.

Tanto en casa como en el colegio debemos reforzar estos valores a través de las acciones y expectativas que tenemos de nuestros hijos.

Racionalizar, buscar excusas o normalizar la falta de valores no puede rectificar o justificar una acción incorrecta. Como comunidad debemos tratar de hacer lo correcto siempre.

Atte.,

Carl P. Lander
Rector